Archivo de la categoría: Curiosidades

Visita nocturna por Palencia. Fotografía nocturna. Palencia diferente

Fotografía nocturna por Palencia

En este recorrido vamos a ver algunos de los lugares más característicos y que más definen la provincia de Palencia, todos ellos acompañados por la magia de la fotografía nocturna.

Visita nocturna por Palencia. Fotografía nocturna. Palencia diferente

Magia que, mediante todo tipo de fuentes de luz, transforma el objeto o lugar fotografiado para dar como resultado una imagen inusual, casi irreal, a la que poco estamos acostumbrados los no adeptos a este tipo de fotografía.

Abrigados, y nunca mejor dicho, por las estrellas, armados con linternas y con el lienzo “en negro” que supone fotografiar la noche, el fotógrafo nocturno crea a su gusto una imagen irrepetible.

Qué es la fotografía nocturna

Para explicar esto, nada mejor que un ejemplo.

Esta visita empieza con algo de nuestro patrimonio: la ermita de “Cristo del Amparo” de Cisneros, en la que jugando con los ajustes de temperatura de color de la cámara y con linternas de luz “fría y cálida” conseguimos imágenes muy diferentes.

Si no iluminásemos, únicamente se vería una silueta en negro de la ermita y un cielo con estrellas.

la ermita de Cristo del Amparo de Cisneros, cálida. Palencia diferente  la ermita de Cristo del Amparo de Cisneros, fría. Palencia diferente

Diferentes formas de hacer fotografías nocturnas

Otra forma de fotografiar de noche es ir bajo la luz de la luna y dejar que esta ilumine todo casi como de día. La diferencia apreciable de estas fotos con las diurnas es que aparecen estrellas en el cielo, por lo demás, parece de día.

Un ejemplo de esto son estas fotografías de “Sotillo”, una ermita rodeada de parcelas de cereal en la que a sus faldas queda ya solo un despoblado de lo que fue.

Sotillo, una ermita rodeada de parcelas de cereal. Palencia diferente

En la primera toma se ve como cruza un satélite artificial en la osa mayor y la existencia de una iluminación cálida interior.

Sotillo, una ermita rodeada de parcelas de cereal 2. Palencia diferente

En la segunda, sin embargo, se muestra una de las pocas paredes que quedan en pié de aquellas casas de adobe.

Lugares elegidos para la fotografía nocturna

Los noctógrafos buscamos lugares especiales para este tipo de fotografías, lejos de luces o contaminación lumínica que estropeen nuestro trabajo.

Fotografía puente medieval normalmente hundido bajo las aguas del embalse de Aguilar de Campóo, palencia diferente

Las ruinas suelen ser muy agradecidas para esto. Son sitios que casi nunca fotografías de día y a los cuales la noche los hace revivir. Algunos ejemplos de esto pueden ser el puente medieval normalmente hundido bajo las aguas del embalse de Aguilar de Campóo o una vieja gasolinera abandonada.

fotografía nocturna una vieja gasolinera abandonada, palencia diferente

Las ermitas son otros de esos lugares que, por aislados que estén, lejos de todo tipo de luces y muchas veces situadas en pueblos pequeños, son muy especiales para pasar una noche de fotos.

Palencia un lugar especial para la fotografía nocturna por su románico

Además, Palencia puede presumir de ermitas y Románico, ya que la concentración de esto, sobre todo en el norte, es muy grande. El Románico de esta provincia es el mas rico, abundante y bien conservado de Europa, por ello, se está intentando que sea Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Fotografía nocturna de la Ermita de San Juan, Población de Campos. Palencia diferente

Ermita de San Juan, Población de Campos.

La naturaleza nos ofrece estupendos modelos

Los árboles solitarios- en especial las encinas- son de lo más inspirador para la fotografía nocturna. Quercus ilex es el nombre científico de la encina, un árbol que de joven parece un arbusto y es de hoja perenne, muy común en toda España. Se reproducen por unos frutos en forma de bellota y su vida suele estar, de media, en torno a los 400 años, pero en ocasiones pueden encontrarse ejemplares mucho más longevos, incluso de 1000 años.

Fotografía nocturna de una encina y de la vía láctea. Palencia diferente

Las explotaciones agrarias suelen provocar una vista de encinas aisladas que bien pareciera que están custodiando esas parcelas, muchas de ellas enormes pero todas perfectas para estas fotografías, ya que poseen una gran variedad de formas y tamaños. En la fotografía podemos ver la vía láctea, todo un espectáculo que se puede fotografiar de noche.

Centrémonos en Palencia para nuestras fotografías nocturnas

Hablando de encinas y de cultivos, siendo una de las denominaciones de Palencia “Tierra de Campos” no podemos dejar pasar de largo este aspecto característico de nuestra provincia.

La amplitud y la gran fertilidad de estas tierras las convierten en uno de los motores económicos de la provincia, dando de comer -y nunca mejor dicho- a muchas familias en la zona.

Fotografía nocturna de parcela de cereal en Carrión de los Condes, palencia diferente

La “costa del cereal” con sus infinitos mares de trigo y cebada, girasoles y mucho regadío apenas se rompe por palomares, antiguas casas de labriego prácticamente en ruinas, cauces serpenteantes de ríos o el Canal de Castilla perfilados con altas choperas.

Fotografiando con el telón de fondo de estrellas

En alguna de las siguientes fotos las estrellas se ven en movimiento circumpolar girando en torno a la estrella polar debido a ser una fotografía con muchos minutos de exposición.

Fotografía nocturna de casa labriega y circumpolar, Palencia diferente

¿Por qué se produce el efecto circumpolar?

Este fenómeno se debe a que en su movimiento de rotación, el eje de la tierra queda casi alineado con la estrella polar y al tomar fotografías de larga exposición, todas las estrellas -excepto la polar- quedan marcadas como estelas en torno a ella. Coincide con el norte y por ello se toma como referencia para orientarse de noche.

Fotografía nocturna de una encina y del efecto circumpolar. Palencia diferenteel efecto circumpolar. Palencia diferente

Un ejemplo muy gráfico es imaginarse al eje de rotación de la tierra como un brazo con el dedo índice estirado, este dedo indicaría el norte.

Canal de Castilla un lugar ideal para nuestra fotografía nocturna

Ya lo he mencionado, pero no es posible hablar de Palencia sin referirnos al Canal de Castilla.

Esta enorme obra hidráulica del siglo XVIII, también nombrada bien de interés cultural, ya no es lo que era, pero sigue teniendo gran importancia para el regadío y abastecimiento de agua general.

Fotografía nocturna. Casa del Esclusero, allí vivía el trabajador encargado de manejar las esclusas junto a su familia. Palenci

En torno al año 1750, Fernando VI ordenó este proyecto ideado para la navegación interior y transporte de mercancías. Desde Alar del Rey y hasta Ribas de Campos (aunque continúa), recorre 75 kilómetros y salva un gran desnivel necesitando para ello de 24 esclusas.

También hay que mencionar que los saltos de agua eran aprovechados para generar energía eléctrica mediante turbinas.

Actualmente hay barcos de paseo en los que nos suben y bajan por estas esclusas para comprobar su funcionamiento.

Fotografía nocturna. Barco fluvial, Marqués de la Ensenada, próximo a Herrera de Pisuerga. Palencia diferente

Hemos hablado sobre la producción de energía del Canal de Castilla, pero también es digna de mencionar otro tipo de energía: la eólica, ya que es la tercera provincia de la comunidad en este tipo de energía limpia, quedando claro el respeto y la conciencia de Palencia por las energías renovables.

La Montaña Palentina es otro destino para nuestras fotografías nocturnas

No cabe duda que el compromiso de Palencia por la energía limpia está, en gran parte, influenciado por sus impresionantes espacios naturales, senderos de todo tipo y las dificultades que recorren, sobre todo, el norte de la provincia, donde nuestra Montaña Palentina, es merecedora de muchas y muchas jornadas tanto de paseo como de aventura.

No hay que dejarlo pasar, y es que algunas de sus cimas son míticas, “Curavacas” (2520m.) y “Espigüete” (2480m.). Estas son el punto de mira de montañeros de todas partes. Todo el conjunto formado por el “Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente del Cobre” te pueden mantener entretenido por sus senderos durante paseos en los que antes te cansarás de caminar que de contemplar su belleza.

Fotografía nocturna en Las Tuerces. Palencia diferente

Entorno de “Las Tuerces”

Y no se os escapen “Las Tuerces”, custodiando desde su visión privilegiada la gran ciudad de Aguilar de Campoo (y sus galletas…).

Hemos recorrido varios aspectos y lugares de la provincia, pero la magia de la fotografía nocturna radica en que cualquier cosa o lugar lo transforma en una foto que antes sólo estaba en la imaginación del fotógrafo: un vértice geodésico, unas esculturas de metal, un depósito para el mantenimiento de las carreteras.

Fotografía nocturna. Devolver a la vida a los espartanos de la película 300. Palencia diferente

Devolver a la vida a los espartanos de la película 300, una ruina… o el simple placer de contemplar la vía láctea pueden ser las delicias del “Noctógrafo”.

Texto y fotos por Fernando del Valle: “Valle Nocturno”

Facebook: https://www.facebook.com/vallenocturno/

Prohibido bicicletas en parques de Palencia

Prohibido bicicletas en este lugar. Te quedas mirando la señal con cara extrañada por no decir cara de tonto. Esperar que os cuento la historia completa.

prohibido-bicicletas-en-parques-de-palencia-palencia-diferente

Un sábado cualquiera

Un caluroso sábado de junio me levanto con ganas de salir con mis dos pequeños a dar un paseo y disfrutar de la agradable temporada estival. Preparo la bicicleta mientras los niños se visten.

Mochila, balón, agua y algo de ropa. Todo preparado y listos para salir. Coloco al más pequeño en su silla con los tirantes ajustados y compruebo que tiene el casco correctamente puesto. Vigilo cómo el mayor ha aprendido los pasos que hay que seguir y cómo tiene que adecuarse. Un ultimo repaso de todas las protecciones, sobre todo porque tendremos que circular en algún momento por varias carreteras.

Tras comprobar que todo está bien, me ajusto el caso y me coloco la mochila. Ahora sí, ya está todo listo para un paseo en bicicleta por Palencia.

Cuando llega el momento en el que nos toca alternar por diferentes vías como las carreteras, aceras o carriles bici, una pregunta del mayor me deja sin palabras y consigo salir del apuro con una explicación divertida

-¿Por qué el carril bici se llama carril?

-Hoy será el día de los carriles: la carretera será carril de coches, carril de peatones, carril de bicis (entre risas)

A veces es mejor una respuesta espontánea y con sentido del humor que algo detallado. En mi caso, funcionó.

Prohibido bicicletas en el Parque Isla Dos Aguas

Tras unos minutos paseando, decidimos ir al Parque Isla Dos Aguas, concretamente a la zona sur, donde están ubicados los campos de fútbol y tenis, las canchas de baloncesto y el gran campo de golf.

En la entrada principal del Isla Dos Aguas aparecen diferentes señales, entre ellas, una prohibición de entrada con bicicletas.

Me bajo de ésta y la llevo en la mano con los niños montados en ella hasta el primer campo, el de fútbol. A los pocos segundos, nos detenemos porque nos damos cuenta de que están jugando un partido los compañeros del colegio del mayor. Estamos unos minutos, en lo que converso con algún padre y madre que conozco. Al final decidimos ir hasta el otro campo de fútbol, que está cerca del bar, para jugar los tres un poco con una pelota que llevo en la mochila.

prohibido-bicicletas-en-parques-de-palencia-2-palencia-diferente

Mientras nos acercamos a la zona escogida, veo que un chico se fija en nosotros y se dirige hacia donde nos encontramos jugando. Sinceramente, pensé que nos iba a preguntar algo sobre la silla delantera que llevo en la bicicleta, ya que llama bastante la atención por no ser muy habitual y no es la primera vez que alguien se interesa por ello. Pero no, la verdad es que me equivoque por completo.

De manera amable, el chico afirmó que “las bicicletas están prohibidas en este parque”. Yo, con una sonrisa, le pregunté si ni siquiera podía si la llevaba en la mano. Tras un gesto de negativa, aseguró que lo mejor sería atarla, ya que se dio cuenta de que llevaba una cadena en la barra de la bicicleta. Lo que él no sabía es que no llevaba las llaves en ese momento, por lo que contesté con un “no importa, ya salimos, gracias”. Qué remedio, tampoco tenía muchas más opciones.

A pesar de ello, tras darlo unas cuantas vueltas, noté que me sentí un poco incomodo en aquel momento porque no lo entendía. Aún así, estaba conforme. Pero, de todas formas, qué afán por prohibir todo.

Prohibido bicicletas en parques de palencia parque Ribera Sur, campos rojos palencia diferente

Campos rojos de fútbol del parque Ribera Sur

Ya que no pudimos jugar en la Isla Dos Aguas, nos fuimos al campo de fútbol de color rojo que hay en el parque Ribera Sur (allí se hace la fiesta de ITA). Es lo que quería el mayor y nos acabó convenciendo. Al final, se salió con la suya.

Estos campos están muy bien y son muy bonitos. Para los que no somos muy buenos en este deporte… quizás peligran un poco los balones, porque como lances un poco fuerte, se van directamente al río.

Pero hubo una cosa que fue lo que más me llamó la atención. ¿Cómo es posible que después de la lluvia, el viento, las heladas y toda la variante climatología palentina que ha soportado ese campo aún terminas teñido de color rojo por todos los sitios con tan solo estar jugando un minuto? Es que es increíble, será para que te metas en el río a darte un baño.

En fin, sino fuera por estos dos pequeños inconvenientes, es un sitio estupendo para poder jugar.

El último apunte que quiero destacar es que, por favor, no nos rodeemos de señales de prohibido bicicletas, no perros o fuera balones porque, al final, no se va a poder ni respirar. Hagamos recomendaciones y sugerencias. La convivencia será más agradable.

Para que luego digan que Palencia es una ciudad aburrida.

Rajoy llega el día de los recortes con el AVE a Palencia

La llegada del AVE. Tal vez (con toda seguridad), nunca llueve a gusto de todos. Esta reflexión con tantos años de historia, a día de hoy y para el futuro, seguirá vigente. Esto mismo es lo que parece acabará  ocurriendo con la llegada del AVE a Palencia, y es que hay consecuencias buenas y malas…según como se mire.

Esperando al tren. (Sonia Vallejo Ríos)

Esperando al tren. (Sonia Vallejo Ríos)

Para los palentinos que aún no lo sepan, que serán pocos; el día 29 de septiembre se inaugura la llegada del AVE a la capital palentina. Esta vía unirá el tríptico Valladolid, Palencia y León. Las consecuencias en cuanto a lo que a los palentinos nos supone son varias (destacamos dos): se recorta el tiempo en los trayectos y la construcción de una nueva pasarela.

Inauguración AVE a Palencia

A nadie se le escapa que pese a qué llegue Rajoy a inaugurar el AVE a Palencia y la palabra recortes en este texto, recortar el tiempo en los trayectos es algo bueno para todos. Todas las personas podrán aprovechar ese ratito que se gana en los trayectos para hacer lo que a cada uno le venga en gana. Dicho esto, eso puede ser la gran noticia dentro de las consecuencias que traerá la llegada de esta nueva vía del AVE a Palencia.

La menos buena, es que como consecuencia el paso a nivel de ” Los 3 pasos” quedara cerrado el día 29.

Como solución ya se tiene más que apalabrado la construcción de una nueva pasarela en la zona.

Pasarela según la RAE:

  1. Puente pequeño o provisional.
  2. En los buques de vapor, puente transversal colocado delante de la chimenea.
  3. Puente para peatones, destinado a salvar carreteras, ferrocarriles, etc.
  4. Pasillo estrecho y algo elevado, destinado al desfile de artistas, modelos de ropa, etc., para que puedan ser contemplados por el público.

Creemos que el punto número 3 es lo que corresponde en este caso, aunque seguro que algunos preferirían el punto 4.

Esperemos que los recortes de tiempo qué el Ave a Palencia ahorrará a los viajeros, no suponga ampliar el tiempo de nuestros vecinos de llegar a sus casas, porque alguno se acordara de la gigantesca y desproporcionada pasarela que había detrás del edificio de usos múltiples, esperemos que el título de la foto, La tormenta, por fin llegue a la calma y se solucione lo mejor posible para los vecinos.

La tormenta desde la estación, Palencia (Jesús Enrique Sánchez Narganes)

La tormenta desde la estación, Palencia (Jesús Enrique Sánchez Narganes)

¿El AVE a Palencia será algún día soterrado?

Pese a las quejas de los vecinos, que ven como una nueva estructura de 10 metros de altura acaba con el sueño del famoso soterramiento, que hace tantos y tantos años se habla. Parece ser que ya es tarde para dar marcha a tras.

La pregunta realmente es, ¿Quedara aún más dividida la ciudad por las vías? Vamos a tener nuestro propio muro de Berlín, salvando las distancias, pero no parece la mejor solución para la ciudad de Palencia.

La construcción de la nueva pasarela se estima que durará 9 meses. Cancelar el proyecto costaría la friolera de 90.000€ (el 6% del coste total). Hay que indemnizar a la empresa que va a realizar dicha obra.

Nos vienen a la cabeza dos cuestiones más, y es que ¿Por cuánto tiempo tendremos la nueva pasarela en pie? Hablan de 30 años… En ese caso ¿Nos conviene que cancelen el proyecto y esperar uno nuevo?

Un nuevo proyecto pasa por esperan no 9 meses que se tardaría en construir el nuevo paso, sino 36 meses, es el tiempo que se estima para resolver todos los contratos y permisos que se necesitan.

Los palentinos hemos oído demasiadas veces la palabra soterramiento. Muchos años y el resultado no parece que vaya a ser el deseado. Desde diferentes grupos de la ciudad se está cuestionando a los representantes políticos al mando, y a la empresa Adif, de tratar a la capital del Carrión como una ciudad de tercera. Unos por permitir que se lleve a cabo tal proyecto y otros por mirar por sus propios intereses sin importar el bien común de los ciudadanos.

¿Se entierra por fin la palabra soterramiento en Palencia? Esperemos que nuestro muro no divida la ciudad como tal.

¿Qué opinas de está situación que provoca el AVE a Palencia?

Campos de trabajo en Celada de Roblecedo

En el norte de la provincia de Palencia, próximo al embalse de Requejada y en el corazón del Parque Natural de la Montaña Palentina se encuentra Celada de Roblecedo, uno de esos pueblos con encanto, que hace décadas bullían de actividad pero que hoy apenas alcanza los 10 habitantes. Nos acercamos a este bonito pueblo por medio de los campos de trabajo.

Celada-de-Roblecedo-campos-de-trabajo

10 Años de campos de trabajo

Esta localidad pedánea de Cervera de Pisuerga, lleva 10 años albergando los “Campos de Trabajo” una actividad coordinada por el hermano Aquilino Antón Quirce del Colegio La Salle de la capital y que consiste en la rehabilitación de la iglesia parroquial del pueblo durante la primera semana de Julio con jóvenes del mismo centro de la capital.

Esta actividad cimentada en los valores del esfuerzo diario, el compañerismo, el trabajo voluntario y altruista y la solidaridad es considerado por la Unesco como: “uno de los proyectos más interesantes que se realizan con jóvenes en el que se prima el esfuerzo y la dedicación altruista”.

Celada-de-Roblecedo-campos-de-trabajo-reconstrucion-entrada

Tras 10 años de “campos de trabajo” por el cual han pasado cerca de un centenar de jóvenes y varios profesores, los cambios en esta iglesia de Santa Eulalia de estilo Románico son evidentes.

Campo de trabajo en la iglesia de Santa Eulalia

Este templo gracias a la labor de los distintos chicos y chicas que han pasado por la actividad ha vuelto a estado de conservación óptimo, ya que durante estos 10 años, se ha procedido al retirado del recubrimiento de yeso que ocultaba la sillería del templo; se han despejado naves y rehabilitado retablos e imaginería; se ha restaurado la cubierta de artesonado y sustituido el tejado de la torre; se han reconstruido las escaleras de acceso al templo; se han reabierto antiguas ventanas cegadas siglos atrás y se ha reparado la cubierta exterior del templo …

Celada-de-Roblecedo-campos-de-trabajo limpieza-y-reapertura-de-antiguos-ventanales

Entre otras muchas cosas, todo ello gracias al trabajo y colaboración de varios jubilados del pueblo, algunas vecinas que cocinaban para el grupo, el trabajo incansable de los chavales y el apoyo fundamental de aquellas instituciones y empresas que han colaborado de forma altruista con este proyecto.

Instituciones como la Diputación Provincial, la Diócesis de Palencia, el Ayuntamiento de Cervera, el colegio La Salle y su AMPA así como numerosas empresas de la provincia que participaron de esta actividad aportando materiales, herramientas y dinero, destacando su participación continuada durante todos los años de la actividad, inclusive en los periodos de peor crisis económica, siendo esto muestra del compromiso de estas con la actividad y con la defensa y conservación del patrimonio de nuestra provincia.

reconstrucción-tejado-glesia-de-Santa-Eulalia-de-celada-de-Roblecedo-por-los-campos-de-trabajo

Como funciona el campo de trabajo en Celada

La actividad a grandes rasgos se organizaba conforme a un horario de 6 horas de trabajo, 4 por la mañana con un descanso a media mañana y otras 2 horas por la tarde, lo que dejaba tiempo para que los chavales recorrieran los alrededores del pueblo, ya que su entorno invita al senderismo y al disfrute de la naturaleza, lo que no quitaba a su vez tiempo para el deporte, los juegos de mesa, las risas y evidentemente el descanso.

Durante el tiempo que esta actividad se ha desarrollado los chavales han experimentado una forma distinta de trabajar, sin esperar nada a cambio, trabajando codo con codo con los demás por un objetivo común, conviviendo con personas distintas, en un lugar distinto, alejados de la ciudad y de sus lujos, lo que ha permitido que de esta experiencia cada uno de ellos se lleven consigo una vivencia única.

campo-trabajo-celada-de-Roblecedo-equipo

Y es que todos los que hemos pasado por ella la describimos como una experiencia única, en la cual nos gustaría repetir.

campo-trabajo-celada-de-Roblecedo

Este es el decimo año que se ha hecho el Campo de Trabajo de Celada y por desgracia el último, la iglesia está como nueva y la experiencia ha dejado huella en todos y cada uno de los que la hemos vivido, por ello aprendamos a valorar lo que tenemos en nuestra provincia, conservémoslo y que esta actividad promovida y dirigida por el Hermano Aquilino Antón, sirva de ejemplo y guía para otros campos de trabajo futuros que acerquen a los jóvenes al patrimonio histórico, artístico y natural de nuestra tierra.

Enrique Rodríguez Sancha, Ex alumno de La Salle Palencia, Estudiante universitario de cuarto curso de Geografía y Ordenación del Territorio – Uva

Oso Pardo en La Pernía, Palencia

He viajado desde México tratando de buscar la suerte que se me arrebató dos años antes, durante los cuales me pasé muchas horas por los bosques de La Pernía, zona de la montaña Palentina, disfrutando de su entorno y esperando el momento de tener un encuentro con el oso pardo. Se me había advertido que era muy peligroso, y la gente se extrañaba de que me adentrara en los bosques completamente desarmado.

Cría-de-Oso-Pardo,-tomada-en-los-terrenos-de-La-Pernía,-Palencia-por-José-L_re

Cría de Oso Pardo, tomada en los terrenos de La Pernía, Palencia por José L

Relatos de La Pernía sobre el Oso Pardo

Los primeros relatos los recibí en La Campa, un lugar de encuentro entre todos los pernianos, donde se juega a las cartas (la brisca, el tute, el subastao), mientras se toma una caña (cerveza sin embotellar) o un buen vaso de vino acompañado de alguna tapa (bocadillo presentado en el mostrador).

Lo más impresionante cuentan algunos: “De lo que te tienes que cuidar es de que se pare en dos patas, aumenta su volumen enormemente y es una señal de que el animal está molesto”.

En el mes de mayo del 2004 un conocido del Pueblo de Lebanza, uno de los 12 de que se compone La Pernía, fue a recoger hongos como lo había hecho todos los años por esa época. De pronto vio al oso a una distancia de 20 metros, cuando recobró el conocimiento estaba tendido en el suelo con una rodilla rota y terminó en el hospital, primero de Cervera de Pisuerga y luego de Carrión. Fue…..me dijo mientras mostraba la alteración producida por los recuerdos, un momento de esos que parecen nunca acabar.

Biología y costumbres del Oso Pardo en la región

Por lo general el oso no ataca, pero se defiende cuando es atacado, perseguido o acosado.

El oso pardo es el animal terrestre, nativo de esta región, más poderoso. Pesa hasta 100 kg., mide un metro de altura por dos de largo y puede llegar a vivir hasta 45 años.

El color del pelaje varía de acuerdo a las diferentes etapas del año, y va desde negro hasta marrón, amarillo o gris. Cuando empiezan los calores del verano, allá por el mes de julio, lo muda completamente.

De los 80 osos que quedan en España, 20 deambulan por los bosques de hayas, robles y abedules del norte de Castilla y León alimentándose de bellotas, setas, huevos, hayucos, miel, avellanas, carroñas, insectos y aves.

Cuando llega la época de celo, que coincide con el verano, los machos vagabundean y empiezan a marcar su territorio en el bosque. A más de metro y medio del suelo muchos árboles muestran señales de arañazos, mordiscos y descortezamiento, que los osos utilizan para avisar a los otros machos de que ese territorio ya tiene dueño. También se frotan contra las cortezas, para dejar su olor impregnado.

A veces se enfrascan en crueles y feroces combates por conquistar a la hembra. Una vez que lo consiguen vivirán con ella por un tiempo, sestearán y jugarán juntos para luego separarse y continuar su vida solitaria.

En enero y febrero, y al cabo de mes y medio de gestación, nacen las crías en plena hibernación de la madre. En la “Casa del Oso” de Verdeña, pueblo de las montañas palentinas, puede verse este momento tan tierno muy bien presentado.

Las camadas suelen ser de tres crías y la osa repetirá el ciclo cada tres años. Las crías nacen casi calvas, ciegas y sin dientes, pesando apenas medio kilo. A finales de la primavera los oseznos abandonan la osera pero no se separarán de la madre hasta los dos años de edad.

Un encuentro con un Oso Pardo

Un momento importante de mi vida fue, después de mucho caminar por bosques y montañas, el encuentro con el oso pardo.

Son las 5 de la tarde. No sabiendo qué hacer en lo que resta del día, me decido a dar una última vuelta por las inmediaciones de Tremaya. Es una caminata que he repetido muchas veces desde niño.

El bosque, en esta época del año, ha ido perdiendo el ropaje de sus hojas, que han ido transformándose en una gama infinita de amarillos y anaranjados. El suelo se ha cubierto de un manto esponjoso que a cada rato me delata ante los demás animales por el sonido que, sin querer, produzco con cada paso.

A fin de hacer el menor ruido posible voy caminando sobre el piso húmedo de un pequeño arroyo. De vez en cuando me paro a escuchar, imitando así una conducta de la cual depende la supervivencia de muchos de los animales.. No espero encontrarme ni un mosquito. La subida es tan pendiente que me obliga a duplicar los descansos para esperar a que se regule mi ritmo cardíaco.

Llevo 30 minutos caminando y de pronto siento escuchar algo, dirijo la mirada hacia ese lugar y sólo llego a notar una bola negra que desaparece en milésimas de segundo. Me quedo parado creyendo haber percibido algún espejismo como tantas veces me ha sucedido.

Recuerdo cuando vi, con toda claridad, un venado con sus cuernos perpendiculares mirándome de frente, para percatarme luego, al acercarlo con el zoom de la cámara, que se trataba de dos palos inexplicablemente colocados; o cuando contemplé un jabalí echado con su rabo entre las patas que solo era un capricho más de la naturaleza.

Sigo mirando hacia el lugar desde donde creo haber escuchado algo y tras unas ramas de haya va apareciendo una tremenda cabeza con dos pequeñas orejas redondeadas que me mira de soslayo. Me quedo inmóvil fascinado por haber encontrado lo que siempre deseé, el Oso Pardo.

Lo veo tras el visor de la cámara. Empiezo a filmar y de vez en cuando levanto un poco la cabeza para verlo con los dos ojos. Me parece una escena irreal. Nunca había contemplado un animal de esas dimensiones en el bosque.

El oso se mueve hacia su derecha, siempre escondido tras la vegetación. No deja de mirarme. Sabe que estoy ahí. Mi emoción va en aumento. El oso se pone frente a mi tras un haya y solo puedo ver sus orejas que se asoman por ambos lados del tronco.

Comienza un juego que no logro entender. Hecha una carrera corta, frena y continúa su travieso comportamiento. Luego corre velozmente, y cuando creo haberlo perdido para siempre de pronto aparece de nuevo en la escena. Se para y da tres pasos de frente hacia mi.

Es en este momento cuando paso de la alegría al miedo, miro alrededor por ver si hay algún árbol de haya cercano donde protegerme en caso de peligro. El oso levanta la nariz, me huele, quizás me confunde dado que yo no hago ningún movimiento, se agacha a recoger unos hayucos, emprende otra carrera, y tan rápidamente como apareció se pierde tras un montículo, esta vez para no regresar.

Dejo de filmar y, sin moverme de donde estoy, percibo dos sentimientos contrarios: desilusión por haberse acabado la danza y una alegría inmensa por haber vivido un rato de armonía con un universo de acciones indescriptibles que se nos está escapando.

Me regreso a casa y no puedo olvidar el momento. Enciendo la televisión, conecto la cámara y veo con más calma lo que me pareció ser un instante.

Mi encuentro con el oso pardo había durado 3 minutos.

Artículo de José L. Estalayo, si queréis descubrir mar de esta preciosa región visita en Facebook: fuentescarrionasyfuentecobre