Una visita a la Basílica de San Juan de Baños

Hay lugares mágicos, con un encanto especial, que no te cansas de visitar. Los sigues disfrutando como si fuera la primera vez que te encuentras ante ellos. Da igual que los visites varias veces en un mes o que pasen años sin observarlos: te complace volver a tenerlos delante de tus ojos.

Basílica de San Juan de Baños, en Baños de Cerrato, Palencia (Sergio Torres Hijarrubia)

Basílica de San Juan de Baños, en Baños de Cerrato, Palencia (Sergio Torres Hijarrubia)

Para mí, uno de estos lugares es, sin duda, la Basílica de San Juan de Baños, en Baños de Cerrato.

Recuerdo perfectamente la primera vez que la visité. Fue en una excursión escolar. En otras ocasiones la he disfrutado con amigos, familiares, etc.

El templo es toda una invitación a la mesura, a la tranquilidad. Se trata de una iglesia pequeña, coqueta, quizá áspera y tosca por simple, una percepción en todo caso engañosa. Transmite sensación de equilibrio, de sencilla estructura y discreto decorado. En el interior, el silencio y la semioscuridad invitan al recogimiento.

El emplazamiento de San Juan de Baños

La basílica se ubica en Baños de Cerrato, localidad que pertenece al municipio de Venta de Baños, a unos 7-8 km de la capital palentina.

Por una de esas paradojas de la historia, Baños de Cerrato, hoy entidad menor, pierde sus orígenes en la noche de los tiempos; hablamos de un territorio poblado desde tiempos prehistóricos, mientras que, Venta de Baños, se asienta sobre un núcleo poblacional de carácter ferroviario e industrial que se instaló, a mediados del siglo XIX, en torno a lo que fue en origen una antigua venta, ubicada en el antiguo Camino Real de Burgos.

Como todo el Cerrato palentino, especialmente la zona situada en el entorno de la confluencia de los ríos Carrión y Pisuerga, el paraje en el que se levanta San Juan de Baños fue de enorme riqueza cerealista desde tiempo de los romanos, proliferando en el entorno las villas tardorromanas agrícolas y de recreo.

Junto a la Basílica, en una suave terraza hacia el río Pisuerga encontramos la Fuente de San Juan o Fuente de Recesvinto, principal artífice de que el emplazamiento sobre el que se asienta el templo fuera un lugar de relevancia telúrica y sagrada desde tiempos inmemoriales.

Basílica de San Juan de Baños. El recurso turístico.

Desde un punto de vista turístico, la Basílica de San Juan de Baños representa un recurso con gran potencial de recepción de visitantes. En su análisis encontramos los siguientes elementos positivos a destacar: 

  • Amplio horario de apertura.
  • Reducido precio de la visita.
  • Buena señalización del monumento, especialmente desde la localidad de Venta de Baños.
  • Aparcamiento habilitado en el entorno de la iglesia.
  • Servicio de Bar-restaurante muy cercano al templo.
  • Se disfruta de una visita guiada sin necesidad de grupo mínimo ni de concertar hora. Si en ese momento te encuentras solo en el templo disfrutarás de una visita privada amenizada por las explicaciones de una guía formada (Licenciada en Historia del Arte) e informada. Demuestra conocimiento sobre la iglesia y el entorno. Desde la amabilidad, te invita a realizar las preguntas que consideres oportunas.
  • Libertad para hacer las fotos que desees.

El monumento

Conocida como Basílica de San Juan Bautista o Basílica de San Juan de Baños, fue ordenada construir por Recesvinto en el año 661. Declarada Monumento Nacional en 1897, para muchos especialistas es la iglesia cristiana (conservada íntegra) más antigua de España, compitiendo con otras como Santa Lucía del Trampal, San Martín de Mondoñedo o San Pedro de la Nave.

Además nos encontramos, probablemente, ante el edificio más significativo de la arquitectura religiosa del reino de los visigodos.

La tradición popular cuenta que la iniciativa de este monarca visigodo de fundar el santuario se debió a que, regresando junto a su comitiva de una exitosa campaña contra los vascones, paró a descansar en estas tierras al sentirse algo indispuesto aquejado de una dolencia renal. Tras beber agua del manantial que brotaba en el lugar, se sintió totalmente curado, levantando como agradecimiento un templo en honor de San Juan Bautista.

Interior-Basílica-de-San-Juan-de-Baños,-en-Baños-de-Cerrato,-Palencia-Angel-Juárez

Interior Basílica de San Juan de Baños, en Baños de Cerrato, Palencia (Ángel Juárez)

La basílica es de planta trapezoidal, más ancha en su cabecera que en la zona de poniente, con 3 naves y 3 ábsides. Pero sabemos que la planta actual no es la original. La proyectada y construida en un principio era de ”cabecera en tridente”, con 3 ábsides rectangulares separados entre sí que sobresalían del crucero.

Las 3 naves (la central más alta y ancha) se encuentran separadas por arcos de ligera herradura apeados sobre 8 columnas con fustes romanos, de mármol, que, en número de 4 a cada lado, quedan coronadas por diferentes capiteles entre los que encontramos tanto romanos reaprovechados como de factura visigótica.

Hablamos de una iglesia pequeña, con unas medidas de 20 metros de largo por 13 metros de ancho.

En el suelo del ábside situado al norte se conserva una primitiva pila bautismal que, debido a sus dimensiones, se asemeja a una bañera. Recordemos que en aquella época el bautismo se hacía por inmersión y era frecuente que los nuevos bautizados fueran personas adultas.

El templo se ilumina a través de pequeñas ventanas en forma de herradura y abocinadas. Por encima del arco triunfal encontramos una réplica de la lápida fundacional por la que el rey Recesvinto dedicaba la fundación de la iglesia a San Juan Bautista.

Pocas décadas después de su consagración y debido a la conquista y posterior dominación musulmana de la Península Ibérica, el templo quedaría en desuso aunque, afortunadamente, nunca llegó a ser destruido. Objeto de varias intervenciones a lo largo de los siglos que modificaron sustancialmente su morfología original, la ermita llegó al siglo XIX en un estado bastante lamentable de conservación, siendo sometida a una oportuna restauración que la salvó de la ruina y en la que fue añadida la modesta espadaña que hoy corona su pórtico occidental.

En la actualidad la basílica se encuentra prácticamente cerrada al culto; aparte de bodas, solamente se celebran 2 misas al año:

  • El día 24 de Junio, procesión y misa en honor al patrón.
  • La misa que se celebra por el rito mozárabe o hispano-visigodo, que tiene lugar el sábado más cercano al 24 de Junio, coincidiendo con las fiestas de la localidad.

Conclusiones

Hace poco tiempo escuchaba, a un conocido periodista de la agroalimentación y el turismo de nuestra comunidad, reflexionar sobre la proliferación de museos en muchas localidades castellano leonesas. “Ojala cada pueblo de Castilla y León tuviera su museo”, decía. Y no puedo estar más de acuerdo. Ojala.  

Y con un amplio horario de apertura. Con facilidad para encontrar en la web información sobre el mismo. Y guiado por un profesional de la asistencia y la información turística. Y con una entrada económica. Y con un fácil acceso y aparcamiento.

Así sí.

Así sí apostamos por el turismo como uno de los motores del medio rural y de la economía provincial.

Así sí hacemos territorio.

Basílica-de-San-Juan-de-Baños,-en-Baños-de-Cerrato,-Palencia-Angel-Juárez

Basílica de San Juan de Baños, en Baños de Cerrato, Palencia (Ángel Juárez)

 Datos prácticos 

Horarios de apertura:  

  • Verano, del 1 Abril al 30 Septiembre, de 10.30 a 14:00 h. y de 16.50 a 20:00 h.
  • Invierno, del 1 Octubre al 31 Marzo, de 11:00 a 14:00 h y de 16:00 a 18:00 h. 

Lunes cerrado. 

Teléfonos: 

979 770 338 (Parroquia)

628 720 885 (Guía) 

Email:basilicasanjuanbanos@gmail.com 

Precios: 

Entrada general: 2 €.

Grupos de más de 10 personas: 1,5 €.

Carnet Joven: 1 €.

GRATIS: todos los miércoles, los menores de 10 años, 24 junio (San Juan, patrón Baños de Cerrato), 18 mayo (Día Internacional de los Museos), 23 agosto (Santa Rosa Lima, patrona Venta de Baños), día de la misa mozárabe por la mañana (sábado en que se celebren las fiestas de Baños de Cerrato) y día de la matanza (fecha variable).

También te puede interesar otro artículo de Ángel Juárez Padilla, La ermita de Carejas, Paredes de Nava, Ampudia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *