Redescubriendo Ampudia

Hace unas semanas he tenido la oportunidad de impartir en Ampudia el curso “Guía turístico y de patrimonio”. Se trata de una localidad que había visitado en varias ocasiones con anterioridad, pero la temática del curso y la excelente colaboración del alumnado despertaron en mí un especial interés por el patrimonio de la misma.

colegiata san miguel

Primer contacto con el pueblo de Ampudia

Cuando uno se acerca al estudio de la historia y el arte de Ampudia le sorprende, en primer lugar, la cantidad e importancia del patrimonio que atesora en relación al tamaño que tiene el municipio.

Pasear por su casco histórico es un auténtico placer para la vista.

A medida que nos vamos acercando al pueblo observamos 2 monumentos que sobresalen sobre el resto: el castillo y la Torre de la Colegiata de San Miguel.

Monumental Castillo de Ampudia

Considerado uno de los más importantes de la provincia de Palencia, el castillo de Ampudia alberga en la actualidad una amplia y variada colección de antigüedades y objetos artísticos reunidos por Don Eugenio Fontaneda y distribuidos en distintas salas: arqueología, arte sacro, juguetes, armas y aparatos musicales, farmacia, etnografía y artes populares. Es importante aclarar que, lo que se ha conservado, es una fortaleza señorial (no defensiva) construida en la etapa central del siglo XV. Su momento de mayor esplendor corresponde con los primeros años del siglo XVII, en los que el Duque de Lerma,   valido de Felipe III, se convierte en titular del señorío. De esta forma, el monarca visitó en varias ocasiones la villa convirtiéndose en sede ocasional de la corte.

Ampudia Castillo

En el castillo se organizan visitas guiadas a las distintas salas en horarios de mañana y de tarde. La visita, enfocada a grupos pequeños de 10-15 personas,  dura unos 45 minutos y resulta bastante interesante. Existe otra posibilidad de visita guiada conocida como “Recorridos secretos”, en la que se accede a las estancias propias de la vida privada del señor del castillo, la Torre del Homenaje y su mazmorra, el dormitorio del emperador Carlos V, el Salón del Trono, la biblioteca, etc.

Muy cerca del castillo observamos restos de la muralla que rodeaba la villa, de la que sólo se conservan en pie algunos cubos de gran altura, correspondientes al siglo XIII. Esta cerca enlazaba con la fortaleza y con la iglesia de Santiago que perteneció al castillo.

El  museo de Arte Sacro en la iglesia de San Francisco

Muy cerca de la Colegiata encontramos el Museo de Arte Sacro, ubicado en la iglesia del convento de San Francisco; cuenta con la amabilidad y disposición de Ascensión, responsable del museo y gran conocedora del patrimonio ampudiano, logrando que tu visita al Museo se convierta en una experiencia muy agradable.

Ampudia

 

Con obras que abarcan desde el siglo XIII al XVIII, alberga documentos relativos a la fundación de la Colegiata de Ampudia, bulas, cantorales, ornamentos litúrgicos, un precioso bargueño (mueble de madera con muchos cajones pequeños y gavetas) en madera de nogal, orfebrería, candelabros, pinturas sobre lienzo, pinturas sobre tabla, archivo parroquial y una preciosa escultura datada en el siglo XIII de Nuestra Señora de Alconada, patrona de Ampudia.

Seguimos con otros museos de Ampudia

Otro edificio sobresaliente es el Antiguo Hospital de Santa María de Clemencia (siglo XV), rehabilitado como edificio multiusos (lugar de celebración del curso) y que en la actualidad es sede de la Oficina de Turismo y Centro de exposiciones, con un atractivo Museo de la Medicina, mostrando el camino recorrido por la medicina occidental desde sus inicios hasta mediados del siglo XX. Si necesitamos información turística, allí nos recibirá Raquel, magnífica alumna, buena conocedora de su pueblo, amable y profesional.

El edificio cuenta además con interesantes exposiciones de carácter itinerante.

Ampudia

Las calles de Ampudia por si solas son dignas de un museo

Pero, además, Ampudia se disfruta paseando por sus calles, excelente muestra de la arquitectura típica terracampina: casas de 2 alturas, en su mayoría de adobe y ladrillo, que reposan sobre rústicos troncos de madera o columnas de piedra, formando así una estructura porticada que se mantiene en pie desde el siglo XVII (encontramos una inscripción de 1631).

Resulta obligado pasear por sus 2 calles principales, “Corredera” y “Ontiveros”.

En las fachadas de algunas casas encontramos restos de escudos señoriales y varias hornacinas. 

Por último, en el entorno de la localidad tenemos otros puntos de interés como el Santuario de Nuestra Señora de Alconada, varios palomares, chozos de pastores, bodegas, 2 ermitas, etc. En Valoria del Alcor, a menos de 3 km. de Ampudia encontramos el Ecomuseo “La Huerta de Valoria”, una interesante propuesta etnográfica y didáctica que incluye, entre otras cosas, plantas, aperos antiguos, animales domésticos y un aula apícola donde tendrás la oportunidad, si te apetece, de vestirte de apicultor y disfrutar en vivo del fascinante mundo de las abejas.

Agradecemos a Ángel Juárez Padilla por colaborar con palenciadiferente.com escribiendo este artículo sobre Ampudia.

Te puede interesar también Autilla del PinoLa ermita de Carejas, Paredes de Nava