Palencia, románico castellano

Fue hace poco más de un mes que volví a México de una de las experiencias más gratas e interesantes que he tenido oportunidad de vivir; haber estado por unas semanas en la Diputación de Palencia (preciosa ciudad y provincia, referente del románico castellano), en los trabajos de la Organización Iberoamericana de Cooperación Intermunicipal (OICI) haciendo trabajos de cooperación e intercambio de experiencias en materia de políticas públicas municipales fue increíble.

Dipunight, Palencia( José-Andrés Marcos Escribano)

Dipunight, Palencia (José-Andrés Marcos Escribano)

Mi paso por Palencia, la Románica Castellana

Vivo en Guadalajara, México; una metrópoli de aproximadamente 5 millones de habitantes (1 millón 500 mil personas más que Madrid, para darnos una idea) y trabajo en el Ayuntamiento de mi ciudad, y llegar a trabajar a la ciudad de Palencia con sus 81mil habitantes fue para mí un gran cambio y una experiencia sin comparación.Miguel-Angel-Arévalo-Ramírez-Diputación-Palencia,-románico-castellano

Desde mi primer día no dudé en salir a caminar y recorrer las  calles de Palencia. El hospedaje que me brindó la Diputación fue en la Escuela Castilla, ubicada en un extremo de la ciudad, desde donde salí a caminar y cuando men
os me lo esperé, después de apenas unos 40 minutos, me di cuenta de que había llegado al otro extremo de la ciudad.

En cuanto a mi hospedaje, la residencia Castilla me dio un trato maravilloso, toda la gente que ahí trabaja y sobre todo las y los cocineros que en todo momento me trataron como en casa y me hicieron comer unos platillos deliciosos, ni tiempo de extrañar la comida mexicana.

En cuanto a la Diputación, mi tiempo de trabajo fue bastante agradable, la gente con la que convivía no dejaba de hacerme sentir en casa e intentar darme cálidas bienvenidas como en México lo sabemos hacer.

Palencia, un encanto especial

Palencia es una ciudad que aunque muy pequeña tiene un encanto especial, disfrutar de una ciudad 100% castellana es algo inigualable, sus templos románicos, su majestuosa catedral escondida entre callejones, y edificios contemporáneos oculta en su interior una magia y un estado de paz increíble, sin dudarlo una de las catedrales más bellas que he conocido.

En mis primero días caminé también la Calle Mayor, donde hice una parada obligada en la oficina de turismo, ahí una mujer encantadora que tristemente no puedo recordar su nombre, me recibió y me atendió de una manera maravillosa, haciendo que me obligara a darme una vuelta en distintos días para saludarle. Fue ahí donde pude conocer la gran cantidad de cosas que ocultaba Palencia, sus templos, sus puentes, sus pueblos, pero sobretodo algo que me dejó fascinado… El Cristo del Otero.

Miguel-Angel-Arévalo-Ramírez-Palencia,-románico-castellano-(4)

 

Un día saliendo del trabajó tomé el bus y me encaminé al Cristo, tomé aire y a pesar del fuerte viento que hacía subí hasta el mirador que postra bajo los pies del Cristo para ver la postal más bella de Palencia, una catedral inmensa que sobresale de entre los tejados de toda la ciudad me hacía no dejar de verla y de contemplar su belleza, que a pesar de la distancia es indiscutible.

Ese mismo día bajando del Cristo decidí caminar hacia el centro de la ciudad y conocer el templo de San Miguel, maravilloso templo de estilo románico barroco, que desde el puente que cruza el río se le puede ver de una manera fascinante.

Visitar el Monasterio de Santa Clara y su Cristo tan real es otra de las grandes anécdotas y recuerdos de mi estancia en tierras Palentinas, la fe con que la gente visita al Cristo es contagiosa, pero sobretodo la historia de que al Cristo le crece el cabello y sus uñas es algo que no he dejado de platicar aquí en México.

Palencia tiene más cosas a parte del románico

Pero también la vida nocturna es buena, aunque la ciudad es pequeña tiene lugares excelentes a los cuales un par de amigos, Manuel y Andoni, que tuve la fortuna de hacer en la residencia me llevaron a conocer (para sacar un poco el estrés del trabajo), uno de ellos fue al bar con más ginebras del mundo, lugar totalmente ameno y recomendable para visitar.

Miguel-Angel-Arévalo-Ramírez-Palencia,-románico-castellano_Becerril de campos

 

Fuera de la capital tuve el honor de ser invitado por la diputada Ana María Asenjo a la inauguración de San Pedro Cultural, en Becerril de Campos; un centro astronómico que si duda nadie debe dejar de visitar y sobre todo el pueblo tan increíble donde reside este, tan sólo al llegar ahí me transporté en el tiempo entre sus múltiples torres de templos y sus calles y fachadas históricas.

También José Manuel Fernández, jefe del gabinete de la diputación, me llevó a conocer el Archivo Histórico ubicado en el majestuoso Castillo de Fuentes de Valdepero, otro fascinante lugar que nadie debe dejar de visitar. Un Castillo diferente al que se puede visitar en Ampudia.

El-atardecer-del-castillo,-Fuentes-de-Valdepero_Palencia, románico castellano_David-Melendro-Martínez

El atardecer del Castillo, Fuentes de Valdepero en Palencia (David Melendro Martínez)

En fin, me harían falta muchas líneas para poder narrar tantas experiencias, anécdotas y vivencias que tuve en Palencia, pero sobretodo tiempo para agradecer a tanta gente que conocí y que me hizo sentir como si nunca hubiera salido de mi casa estando realmente tan lejos de ella.

Gracias a todas y cada una de las personas que fueron parte de esta experiencia, no quiero dar nombres porque me apenaría que alguien me faltara, pero a ustedes y a quienes estén haciéndome el favor de leer esto, decirles a todos que estoy más que encantando de poderles recibir como ustedes lo hicieron en Guadalajara, México, esta que es su casa.

¡Gracias Palencia!

Miguel Angel Arévalo Ramírez desde Guadalajara, Jalisco, México

Quizas te interese… Palencia, han dicho que es la ciudad mas triste de España