La Montaña Palentina, una montaña de posibilidades

La Montaña Palentina es la comarca situada en la zona Norte de la provincia de Palencia, y aunque para muchos es desconocida, además de la grandeza de sus paisajes de montaña ofrece muchas otras posibilidades a sus visitantes.

Montaña Palentina

 

 

En las últimas décadas, las personas han emprendido grandes viajes con el objetivo de conocer nuevas culturas y países, gracias en parte a la globalización y el aumento de facilidades para viajar. A pesar de este hecho, las nuevas tendencias también apuntan a un turismo interior donde el viajero pone rumbo a zonas cercanas a su lugar de residencia, las cuales cuentan con un gran atractivo pero que desconocen.

¿Cuántas veces nos hemos planteado realizar un pequeño viaje y no sabemos el destino, que ver o que actividades realizar? Una buena solución está en casa, nuestra Montaña Palentina.

Ecoturismo, turismo de montaña

La Montaña Palentina es una comarca situada en la zona norte de la provincia de Palencia, que gracias a su enclave en la cordillera cantábrica goza de un exuberante paisaje de montaña en el que se puede encontrar gran diversidad de flora y fauna.

Entre las principales zonas o formaciones que ponen de relieve esta riqueza destacan Fuentes Carrionas y Fuente Cobre con formaciones montañosas como Espigüete y Curavacas; Covalagua y Las Tuerces, espacio natural protegido que cuenta con la cascada de Covalagua y el Laberinto de las Tuerces; La Pernía, que cuenta entre los valles que la conforman con lugares como la cueva del cobre, un milenario roble denominado “El Roblón de Estalaya”, un bosque fósil y una ruta de senderismo nombrada “La Senda del Oso”; la Tejada de Tosande, consistente en un impresionante bosque de Tejos milenarios que guarda un encanto especial además de ser muy poco común; y Las Tuerces y El Cañón de la Horadada, lugar donde se hallan característicos paisajes de rocas esculpidas con asombrosas formas por el paso del tiempo y los elementos.

    J.Estalayo

En estos lugares de especial atractivo medioambiental abundan diferentes especies de flora y fauna. Principalmente como especies representativas de flora encontramos extensos robledales, el ya nombrado bosque de Tosande compuesto de tejos milenarios, un pinar de ejemplares autóctonos en Velilla del Rio Carrión, múltiples hayedos y otras especies como abedules, acebos, fresnos, avellanos; así como una diversidad de herbáceas, arbustos y diversa variedad de setas y hongos. Todas estas especies conviven dentro de la comarca, siempre en compañía de varias de ellas formando espectaculares paisajes durante las cuatro estaciones, demostrando la vitalidad del entorno y ofreciendo a quien las visita sus frutos y belleza. 

En cuanto a las especies de fauna encontramos una pequeña población de osos, corzos, ciervos, rebecos, truchas, urogallos, jabalíes, gato montés, lobos, una reserva de bisonte europeo y otras muchas especies más comunes como ardilla, tejón, zorro o comadreja.

Acercarse a estas especies es una gran oportunidad y una experiencia inolvidable, algunas como el ciervo ofrecen un gran espectáculo en la época otoñal durante su etapa de celo, la berrea, fenómeno que merece artículo aparte.

Turismo Activo

Si lo que le gusta es practicar deporte y exponerse a retos y aventuras en un paraje incomparable, la zona y las diferentes actividades que proponen los ayuntamientos, empresas de turismo activo, colaboradores y clubs deportivos hacen posible actividades como:

  • Montañismo.

Uno de las disciplinas más practicadas es el senderismo, desde las rutas de menos dificultad como Las Cascadas de Mazobre, La Tejada de Tosande o la Senda del Escultor Ursi a las cimas más representativas por su altura y dificultad: Curavacas, Espigüete y Peña Prieta, habiendo muchísimas más opciones.

Montaña Palentina, Mountain Bike desde Pico El Fraile

 

  •  Ciclismo de montaña y de carretera.

Gracias a los múltiples caminos, senderos y pistas para el Mountain Bike o carreteras que transcurren por puertos de montaña con grandes desniveles, este deporte gana un plus y siempre cuenta con rutas y marchas organizadas por los clubs ciclistas y de MTB de la zona. Hay que indicar, que asociado al deporte del pedal se dispone de una actividad única en España y prácticamente en Europa, como es el ciclo-raíl, que consta de la práctica de ciclo turismo con una característica especial, el ciclo transcurre gracias a su deslizamiento por una de las vías mineras de ferrocarril más antiguas, que de no ser por esta actividad, dicha vía estaría en desuso.

  • Carreras de montaña.

Aprovechando la creciente afición que ha surgido por el  “running”, clubs, patrocinadores y organismos públicos colaboran para celebrar carreras de montaña, conocidos como pruebas de campo a través, Trail o cross, si eres amante de correr con los animales, es un estupendo sitio para practicar canicross. Además, poblaciones como Guardo, Velilla, Cervera o Aguilar organizan carreras de Running  que transcurren por sus calles, especialmente con carácter solidario, durante sus fiestas patronales y en fin de año celebrando las tradicionales San Silvestres.

  • Espeleología y escalada

Existen diferentes cuevas y simas que posibilitan realizar actividades de espeleología. Es conveniente un equipo completo y de calidad y personal con experiencia y buena formación.

Además de simas y cuevas, las grandes montañas proporcionan espacios para la realización de diferentes tipos de escalada, destacando zonas equipadas para la práctica como Gama y Ligüerzana.

  • Deportes acuáticos.

La zona cuenta con diversos pantanos y ríos propicios para realizar actividades acuáticas, prueba de ello son los grandes campeones a nivel nacional e internacional que ha tenido la zona en diferentes disciplinas dentro del Piragüismo. Los pantanos, en concreto el de Aguilar cuenta con óptimas condiciones para la práctica el windsurf.

Montaña Palentina Ruesga

 

  • Deportes de nieve.

Los deportes que requieren de nieve para su realización, gozan de un medio muy propicio para su práctica. Dada la altitud de la zona y su climatología, sus cumbres se encuentran (principalmente en la época invernal) cubiertas por un espeso manto de nieve de gran calidad.

Trabajando con lo existente actualmente y sin gozar de las instalaciones de una estación invernal, que no entramos a valorar si debería o no ser construida, se pueden desarrollar una serie de disciplinas deportivas como son: Esquí de travesía o fondo, rutas en raquetas de nieve, escalada en hielo: algunas de las montañas ofrecen la posibilidad de escalar el hielo que se forma en sus paredes durante la estación invernal.

  • Deportes aéreos.

EL parapente y ala delta. Aunque están al alcance de unos pocos afortunados, gracias a la irregularidad del terreno y las corrientes que se generan en ciertos puntos, hacen que la práctica de estas actividades sea muy positiva en determinadas zonas, sin olvidar las vistas que desde las alturas se pueden contemplar.

Por último es necesario recordar la posibilidad o casi la necesidad de desarrollar ecoturismo de forma simultánea al turismo activo. Ya que, puede que el visitante quizás solo venga buscando realizar un deporte, pero es imposible en la mayoría de los casos no desarrollar la práctica deportiva mientras se disfruta de los paisajes, animales y vegetación existente.

Además de los aspectos más naturales, queremos destacar otros atractivos que pueden hacer de nuestro viaje una visita muy completa y enriquecedora.

Turismo cultural

Si lo que te apasiona es acercarte a conocer los medios de vida de nuestros antepasados, visitar museos y entender la cultura de una zona, destacan las siguientes propuestas.

A las puertas de La Montaña Palentina nos encontramos con la Villa Romana La Olmeda, un importante yacimiento arqueológico del siglo IV que corresponde a una mansión romana y cuyos mosaicos sorprenden a quienes llegan a contemplarlos.

Otro de los estandartes es el legado arquitectónico del románico, que distribuido por toda la provincia de Palencia, en la zona norte cuenta con alrededor de 235 monumentos tales como iglesias, ermitas y monasterios compuestos entre otros por torres, pórticos, ventanales o capiteles y aguardan en su interior pinturas murales, sepulcros o tallas de gran valor artístico.

Románico_palentino_-montaña palentina_San_Salvador_de_Cantamuda

 

En las entrañas de la comarca se puede conocer historia contemporánea acerca del principal medio de vida de las últimas décadas, la minería. Gracias al Centro de interpretación de la minería en Barruelo de Santullán, que cuenta con un museo y una mina visitable. Asociada a esta actividad está la línea de ferrocarril de la Robla.

En Aguilar de Campoo, destaca el monasterio de Santa María La Real y el Castillo y su Muralla medieval, desde la web del ayuntamiento ofrecen rutas para visitar estos y otros muchos recursos de patrimonio histórico. También es interesante la obra del escultor Ursi, que se ofrece en un museo situado en el pueblo galletero, y también al aire libre gracias al proyecto “La senda del escultor Ursi”, mostrando diferentes piezas en el transcurso de un sendero entre la viva naturaleza del Valle de Santullán.

Turismo gastronómico

Si a lo que guardamos culto es a nuestro paladar, la gastronomía es otra cuestión cultural de gran riqueza en La Montaña Palentina. Productos de gran calidad como son el lechazo, las carnes de Cervera y las procedentes de la caza de corzo y jabalí, truchas, quesos artesanales, morcillas, setas, miel y dulces típicos como los Socorritos de Cervera y las orejuelas.

Es importante saber que la red de restaurantes y establecimientos organiza diferentes eventos, en Cervera de Pisuerga promueven jornadas gastronómicas entre los meses de enero y abril, en Guardo organizan rutas de la tapa en Semana Santa o en la época de la matanza, en Velilla el “Concurso de Tapas Micológicas” en el mes de noviembre y en Aguilar de Campoo “Tapas de Película”, coincidiendo con el Festival Internacional de Cortometrajes.

Cocina Montaña Palentina_-_Cordero_Asado_

 

Turismo de ocio

Las alternativas de ocio además de las ya expuestas, comprenden la celebración de ferias y romerías, carnavales, conciertos musicales por parte de las bandas de música, celebración de la semana santa, fiestas patronales, exposiciones, representaciones teatrales y festejos navideños entre otras. 

Turismo de desconexión

Por último, el ritmo acelerado de nuestra vida hace que a veces el cuerpo nos pida un descanso y tranquilidad, para ello La Montaña Palentina cuenta cada vez con más alojamientos de turismo rural situados en un entorno idílico que ofrecen al huésped un lugar donde desconectar del mundanal ruido y descansar, dependiendo de cada alojamiento se podrá gozar de confort a la horilla de un buen fuego, tratamientos de salud y belleza o productos gastronómicos de primera calidad.

Para finalizar con nuestro recorrido es conveniente indicar que estas solo son algunas de los atractivos y posibilidades de la zona, existen otro tipo de propuestas y modalidades y gracias a la información existente en páginas web, oficinas de turismo, libros u otros recursos podemos adaptar el viaje a nuestras preferencias o descubrir uno mismo lo que puede ofrecernos La Montaña de nuestra provincia.

Para que luego digan que Palencia es triste.

Agradecemos la colaboración y realización del articulo a Héctor Villarroel Elices